• septiembre 2007
    L M X J V S D
         
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930

¿Todos quieren irse?

Cuando toda la gente que conozco sabe que tengo todo listo para irme a vivir a Panamá, la gran mayoría pregunta si puedo dejarle mi dirección, teléfono o alguna forma de contactarme una vez que este establecido. Apartando el hecho de decir que con todo gusto la haré, no deja de sorprenderme que todos esperan mi partida y tener noticias para saber si lo que algunos han considerado una locura, realmente tiene sentido. Pensando un poco sobre esto para tratar de tener una respuesta, se me ocurre que todos aquellos que esperan alguna información de mi parte, seguramente tienen el deseo pero no la determinación para hacerlo y que solo necesitan que alguien, en este caso yo, haga lo que ellos mismos no harían, así tuvieran todas las herramientas para hacerlo.  

Todos sin excepción preguntan lo mismo, ¿Tienes trabajo? ¿Qué vas a hacer allá?, etc. En esencia las mismas preguntas y la única respuesta que pudiera darles ahora que tengo la posibilidad de decirles a todos lo mismo, es que la única certeza que tengo es que mi destino y mi futuro esta fuera de mi país, este país que tanto adoro. Me convertiré en uno mas de esos miles que salen de su patria para hacer una familia y adoptar una nueva.  

Casualmente hace unos días almorzando con mi hermano, como postre nos ofrecieron unas galletas de la fortuna y en la que me toco a mí decía “No hay ningún viento favorable para el que no sabe a que puerto se dirige” y sin tenerlo presente en todo lo que he hecho para irme, solo me resta decir que ¡ES CIERTO! 

Señores, no hay recetas para el triunfo, solo convicción de que lo hacemos bien.

Anuncios

¡Hoy comienzo!

Hoy comienzo esta aventura que he decidido escribir y compartir con aquellos que quieran leer lo que considero una nueva etapa en mi vida, y no es porque cada día no me suceda algo nuevo, sino que después de mucho pensarlo, decidí emprender una nueva vida en Panamá.Esta aventura implica tratar de contar los días antes de viajar y aprender a llevar este blog al mismo tiempo (que no tengo idea de cómo llevarlo).  

En el, les hablare de todo un poco, de cómo veo la vida antes de irme y una vez que este allá, contarles de la mejor manera como es la vida de un venezolano en la tierra donde, como dice el Ministro del Turismo, las sonrisas son gratis. Y no lo dudo, porque cuando estuve allá en marzo-abril de este año, conocí a gente muy amable, educada y sobre todas las cosas muy sencilla, con un profundo amor por su tierra y un orgullo enorme por todo lo que les pertenece.

Así que a partir de hoy y en lo sucesivo les contare un poco de todo.

Hasta la próxima.